• Bitácora Consultores

En un 2019 austero, afilemos bien el lápiz…

El 75% de los empresarios Pyme gestionan sus negocios sin saber con claridad si están ganando o perdiendo dinero.


Llevo un corto camino asesorando a Pymes, donde en general aprendo mucho y por momentos aporto mi granito de arena. Pero en este breve recorrido algo me llama poderosamente la atención:


La mayoría de los empresarios Pyme gestionan sus negocios sin saber con claridad si están ganando o perdiendo dinero.


Gran parte de mi vida profesional la pase en grandes compañías; nacionales e internacionales. Allí, los números mandan. Todos los equipos están comprometidos con la generación del mejor resultado económico posible y quien no cumple con lo previsto, le toca rendir cuentas, explicar los motivos y tomar los aprendizajes para ajustar ya en el mes próximo (y aguantarse el tirón de oreja).


No creo que las grandes tengan todo resuelto, ni mucho menos. De hecho, las Pymes tienen muchas virtudes que las grandes deberían intentar incorporar. Pero el hecho de poner los números en el centro de la gestión, es una competencia que las Pymes deben desarrollar.


Entiendo los motivos por los cuales es difícil encontrar el momento para “afilar el lápiz” y empezar a revisar los números del negocio: El día a día propone tantos temas que siempre lo urgente quita de la agenda a lo importante, resulta muy difícil contar con los datos y también a veces es difícil tener claro por dónde empezar. Pero el gran secreto es que “lo que no se mide, no se mejora”.


¿Por qué invertir en lograr un mejor entendimiento de los números del negocio?


· Para estar tranquilos que el esfuerzo cotidiano, tanto tiempo y capital, va a rendir sus frutos.


· Conocer si el rendimiento del capital invertido es bueno, en relación con las alternativas disponibles.


· Medir los resultados del negocio, tomar aprendizajes y elaborar planes de acción correctivos buscando la mejora continua.


· Saber con claridad donde está el dinero invertido.


· Lograr mayor previsibilidad de los ingresos y egresos , anticipando faltantes o excedentes.


Tener los números del negocio bien claros nos ayuda a elaborar diagnósticos acertados de lo que nos está pasando y donde están las oportunidades. Paso fundamental para elaborar los planes de acción para potenciar lo que venimos haciendo o cambiar el rumbo.

0 vistas

© 2018 Bitácora consultores.

Todos los derechos reservados.